ELLAS

Hoy quiero dedicar este texto a las amigas,

Aquellas personas que se convierten en imprescindibles e insustituibles.

Aquellas que te escuchan cuando ni siquiera sabes qué estás diciendo.

Aquellas que saben exactamente qué te pasa sin necesidad de hablar.

Aquellas que cuando te caes, se tumban contigo a tu lado, hasta que te puedas levantar.

Aquellas que te abrazan cada vez que os veis porque ambas necesitáis sentirlo.

Aquellas que te soportan cuando tú no puedes contigo misma.

Aquellas a las que puedes llamar sin importar la hora, el día o el lugar.

Aquellas que te dicen palabras que te tranquilizan y te hacen sentir mejor.

Aquellas que pasan contigo las mejores noches de tu vida, las que se recuerdan sin importar los años que pasen.

Aquellas que, aunque no hablen contigo todos los días, te piensan.

Aquellas que te aconsejan desde el amor, desde la comprensión y sin juzgarte.

Aquellas que comparten su vida contigo, sin importar lo que esté pasando en ella, haya pasado o pase en un futuro.

Aquellas que te sacan de casa cuando quieres quedarte todo el día en la cama.

Aquellas que se ponen en tu piel y te entienden como las que más.

Aquellas con las que te enfadas pero no soportas estar así ni una semana.

Aquellas que te envían una canción porque le recuerda a vosotras.

Aquellas que le quitan importancia a tus problemas.

Aquellas que te dicen, ¡Va, a esta invito yo! y añaden: ¡Por tí, por mi y porque te quiero!

Aquellas que te proponen una noche de peli y manta cuando no hay ganas de más.

Aquellas que bailan contigo sin importar en absoluto lo que los demás piensen.

Aquellas que guardan tus secretos como verdaderos tesoros.

Aquellas que se vuelven confidentes y no puedes aguantar más de un día en contarles lo que te ha pasado.

Aquellas que saben que su casa es tu casa y viceversa.

Aquellas con las que compartes incluso tu familia.

Aquellas que se vuelven una parte de ésta.

Aquellas que se sienten libres de poder decirte siempre lo que piensan.

Aquellas que te hacen reír hasta que te duele la barriga.

Aquellas con las que puedes ser tú misma sin condiciones.

Aquellas que están en lo mejores momentos, pero sobre todo en los peores.

 

Hoy va por vosotras, porque considero que debemos sentirnos muy afortunadas por tenernos las unas a las otras y yo, por la parte que me toca, no dejaré que ninguna de vosotras os vayáis nunca de mi vida.

Gracias por haberme dado tanto.

 

12311999_10208469325115374_1613407238_n

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s