THE ESSENCE

LOS NIÑOS

Deberíamos prestarles más atención. Deberíamos escucharles más, observar sus reflexiones, conclusiones o actuaciones. Deberíamos analizar las preguntas que hacen y el fondo de las mismas.

Deberíamos hacerlo porque entonces lo entenderíamos todo. Entenderíamos cómo estamos condicionados por los estereotipos, por la sociedad y por las normas establecidas. Veríamos que, en realidad, todos somos niños con unos cuantos prejuicios encima. Condicionamientos que nos hemos ido cargando a lo largo de nuestra vida y nos suponen un lastre en la mayor parte de las situaciones que atravesamos.

Y es una pena.

Ojalá actuáramos como ellos más a menudo. Sin vergüenza, sin etiquetar a los demás, sin miedo, sin pensar continuamente en el pasado o el futuro, observando los detalles que parecen insignificantes, queriendo aprender cada día tantas cosas nuevas; y sobre todo, queriendo a los demás únicamente por cómo son.

Para mí, ellos son nuestros verdaderos maestros y por eso, hay que cuidarlos muy muy bien. Para intentar que siempre les quede algo de esa esencia.

a467a5ff505643f0a5b470ced08e090a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s